jueves, abril 15, 2010

Pre-fascismo, fascismo, pseudofascismo



Ha salido un nuevo libro de Dimitris Filippís, hispanista y docente en la Universidad Abierta de Grecia, cuyo título (traducido literalmente del griego al español) sería, Prefascismo, fascismo, pseudofascismo: GRECIA-ITALIA Y ESPAÑA EN EL PERIODO DE ENTREGUERRAS, ed. University Studio Press, Salónica 2010.ISBN:978-960-12-1869-4.


Según informa la editorial en su comunicado de prensa y como se lee en la contraportada del libro, esta obra trata de la rivalidad entre Italia y Grecia en el periodo 1919/20-1940 y de cómo se vio implicada España en ésta. En efecto, dicha rivalidad alcanzó su máxima expresión durante el trienio de la guerra civil española (1936-39), cuando «a causa del contrabando de armas griego e internacional en la guerra de España, en el mar de Egeo tuvieron lugar unas verdaderas batallas navales entre los “piratas” de Metaxás y los “corsarios” de Franco y de Mussolini, que preanunciaron la guerra italo-griega del 1940».


Seguid leyendo en los comentarios...

1 comentarios:

Leonor Quintana dijo...

Sin embargo, también Grecia se vio implicada en la rivalidad entre los otros dos países, desde el momento en el que la Italia fascista trató de “italianizar” a la numerosa comunidad judía-sefardí de Salónica, en un intento de convertirla en vehículo de su expansión por los Balcanes. Y esto coincidía “con el fin de una época”, cuando, a principios de la década de los años ´30, las dos “débiles Repúblicas”, la española y la griega, «tenían que afrontar conspiraciones y otros proyectos de derrocamiento por parte de unos grupos militares de derecha, mientras que lo único que se quedaba por ver era qué aspecto tomarían estos intentos: ¿se limitarían a un nivel “prefascista” o/y “pseudofascista” o serían verdaderamente “fascistas” imponiendo regímenes “a la italiana”»?

Aunque la respuesta es muy bien conocida por lo que se refiere a la segunda mitad de la década de los ´30, se sabe mucho menos sobre el cómo esbozaron sus respectivos caminos políticos los tres países en los años ´20. En efecto, la situación política en los tres países se vio muy condicionada después de la derrota griega en Asia Menor (1922), que «Grecia incluso la hubiera podido evitar, si hubiese prestado más atención a la alarma que sonó con la derrota española en Marruecos (1921)… Pues, a causa de la así llamada “ejecución de los Seis” (políticos acusados por dicha derrota), a continuación Grecia siguió oscilando entre la dictadura y la “débil república”, mientras que tanto Mussolini en Italia como Primo de Rivera en España, pudieron fortalecerse en el poder empleando el mismo pretexto, “el de evitar la amarga experiencia del anarquismo griego”»… Exactamente, era este mismo pretexto que usó a su vez en 1936 el general Metaxás para justificar su pronunciamiento (“para que Grecia evitase la amarga experiencia del anarquismo español”).